Music

martes, 28 de enero de 2014

¿Quién dijo que el amor a primera vista no existe?

Es uno de esos días en los que crees que todo va a seguir igual, que nada va a cambiar. La misma rutina, las mismas personas, el mismo estilo de vida...
Es un día normal, hasta que te das cuenta que algo cambia. 
Sales, vestida como siempre, relajada... Das unas vueltas con tu mejor amiga, despreocupadas. Total, no sabes lo que te pasara a la vuelta. 
Vas caminando, charlando de la vida que te gustaría tener, de las personas que quisieras encontrar y de las que no quieres perder...
En ese momento, llegas a la puerta de tu casa y lo que menos esperas es encontrarte a alguien. A ese alguien que pronto significaría algo para ti... Él te mira, tú lo miras, ambos sonríen, te presentas como la hermana de su amiga y el como el desconocido amigo de tu hermana, todo marcha bien, das media vuelta y sigues tu camino.
Le cuentas a tu amiga de lo lindo que es, sin saber lo que el piensa...
Pasan los días, él te escribe por mensajes, pero solo hay un problema, él tiene novia. No sabes que hacer, triste, desilusionada, no lo sabes, pero sientes una pequeña presión en el pecho.
Quieres mandar todo a la mierda, ¡Qué tonta eres! Cómo si el te fuera a dar bola, son de esas ilusiones rápidas y pasajeras que te duelen mucho.
Hablas con tu hermana, le dices lo que sientes, ella te dice que el dijo que eras linda. Una pequeña sonrisa se te escapa, pero no, lo sabes, el ya tiene dueña.
Te olvidas todo, se siguen escribiendo, pero con más cuidado, no quieres ser la tercera que rompa una relación...

Pasan las semanas, hay una fiesta en tu ciudad, una de las 4 que se hacen al año. Muchas personas piensan asistir, tu no te la quieres perder por nada... Arreglas todo, llamas a tu amiga y listo, todo va bien. Tu hermana también va. Son ustedes tres, llego la hora de comprar las entradas y esperar hasta que sea la hora para ir. 
3.30 a.m, ya están dentro. Van a buscar algunas bebidas para tomar y relajarse para la grandiosa noche que están pasando.
Deciden dar algunas vueltas para ver si ven a alguien conocido. Y no, justo en ese momento, lo ves, a él, a su grandiosa sonrisa, su pelo un poco despeinado. Su camisa negra con dos botones desabrochados, él, quién como la primera vez, te hizo sentir cosas maravillosas. . .
Te saluda, tu lo saludas, lo de siempre. Tu hermana decide quedarse ahí, con ellos, todo iba muy bien. Pasaron una noche genial, todos juntos. Él te hablaba, y te convidaba tragos, tu estabas feliz. Él parecía estar interesado en ti.
Llego la hora del cuarteto, él te saco a bailar, te fue llevando más y más lejos. 
Tú no te dabas cuenta, te sentías en el aire, como si estuvieras volando. 
Él te dio una media vuelta, beso tu mejilla. Te dio otra vuelta, y PUM, te besó... Un beso que con solo un segundo te hizo estar en el paraíso. Ese beso, que no olvidarías nunca... Ese beso, que con solo uno, te dio vuelta el mundo. Unos de esos besos, de cariño, amor, que solo pasan en las películas. 
Se separan, se sonríen. Esto es, el comienzo de una historia, que me hizo feliz, hasta el día de hoy.


24/11/2013