Music

lunes, 30 de septiembre de 2013

El cambio es tuyo.*

Me molestan las personas que por ser 'flacas' y 'populares' pueden tratar como mierda a las demás. Juro que no lo entiendo... Todos somos iguales. No veo el por qué discriminar.

Soy una chica rellenita, no soy obesa, pero tengo mis rollos. A veces me gustaría ser de esas chicas que por ser flacas y lindas tienen muchos amigos, pero no para ser como ellas, si no para demostrar a las personas que siendo de esa forma no es necesario criticar a los demás... Más bien, los ayudaría, trataría de hacer lo mejor para que no se sientan mal... Es obvio, no viene todo de arriba, y para tener esa figura estable, hay que hacer esfuerzos. Yo voy al gimnasio, y fue por mi decisión a cambiar, no por lo que me dijeran los demás. A veces las personas se sienten mal por su físico, pero no hacen nada por cambiarlo. La sociedad que te educa, es la misma que te enferma. Pero no hay que dejarse llevar, pero tampoco aceptar. Si no te sentís bien contigo misma, lo mejor que podes hacer es empezar una actividad física, comer moderadamente, no es necesario llegar a la bulimia o la anorexia para cambiar. Es un consejo de alguien que lo padece, y quiere cambiar por su propia voluntad...
Todos somos hermosos a nuestra manera, pero la maldita sociedad, impone un prototipo de belleza que nos hace enfrentarnos unos con otros.


Sean felices.



Miedo *

Todo parece tan extraño, aveces pienso que estoy durmiendo, que todavía no he despertado. Comienzo mi día yendo al colegio, generalmente sin ganas, y otras veces ni siquiera aparezco. Soy el tipo de chica que anda bien en la escuela, pero que le gusta faltar. Me gusta la literatura, y una taza de café todos los días. Soy de esas que se conforma con poco, y no pide nada a cambio. Soy de esas, que está en los momentos felices, pero en los tristes te acompaña hasta el final. Soy el tipo de chica, que no se arregla demasiado  que piensa que no es linda, que se siente minúscula, que no puede afrontar sus miedos y desconfianza. Que piensa que su computadora es su compañera, y que las hojas de papel son su mejor amiga. Confía más en un blog que es su propia familia. Que tiene miedo a ser descubierta, y a decepcionar a los que quiere. La que tiene aspiraciones, sueños, metas, pero le da miedo crecer. La que no esta segura de si misma y que siente, que el mundo, le pasa por arriba.


domingo, 29 de septiembre de 2013

Me acuerdo de ti *

Todos alguna vez, hemos fingido que superamos a alguien. A esa persona que nos hacía reír, que nos dio su cariño, su amor, y nos dio un para siempre... con días numerados.

Sí, todavía sueño con vos. Espero ese mensaje de 'Buenos días mi vida' que siempre me mandabas. Tengo la fantasía que te aparezcas en mi puerta y me digas: "Todavía no te olvidé, vuelve conmigo". Que me invites a ver una película como hacíamos antes... Que tengamos esas tardes, tan lindas, en la plaza. Y esas noches, en tu casa o en la mía, acostados, abrazados, mirando una película. Oh, como extraño todos esos momentos. Me gustaría que vuelvan esas épocas, contigo, en donde no nos importaba lo que nos dijeran. En los que yo mentía a mis padres para verte...Cuando me escabullía para estar con vos. Esas locuras por amor, que solo las hice contigo. Fuiste mi primer amor... Y ya va un año que no estamos juntos. Que me duelen los recuerdos, el fingir que ya te supere. Todas esas fotos tiradas a la basura. Todos esos sentimientos perdidos por culpa de tu amor. Me hubiera gustado no haber terminado tan mal. A veces espero que te acuerdes de mi. Ya que yo, de ti, me acuerdo hasta dormir. 

DIARIO DE UNA PASIÓN

  • "No concordaban mucho. De hecho, casi nunca concordaban. Siempre se peleaban. Y se retaban uno al otro cada día. Pero a pesar de sus diferencias, tenían algo importante en común. Estaban locos el uno por el otro."

  • Los amores de verano se acaban por toda clase de razones. Pero al fin de cuentas tienen una cosa en común: Son estrellas fugaces, un instante grandioso de la luz de los cielos, una visión momentánea de la eternidad, y en un abrir y cerrar de ojos se van.

  • "- ¿Te quedarías conmigo? - ¿Quedarme contigo? ¿Para qué? Míranos, ya estamos peleando. - Pues, eso es lo que hacemos. Pelear. Tú me dices cuando soy un hijo de puta arrogante y yo te digo cuando eres una pesada insoportable. Lo cual eres, 99% del tiempo. No me importa lastimarte. Me lo devuelves al instante y regresas a hacer la misma cagada. - Entonces ¿qué? - Así que no será fácil, será difícil. Y tendremos que echarle ganas cada día, pero quiero hacerlo porque te quiero. Quiero todo de ti, para siempre, tú y yo. Cada día. ¿Harás algo por mí? Por favor imagina tu vida. 30 años desde hoy. 40 años desde hoy. ¿Cómo se ve? Si es ese tipo pues vete, ¡vete! Te perdí una vez, creo que podría hacerlo de nuevo, si supiera que es lo que realmente quieres. Pero no tomes el camino más fácil. - ¿Cuál? No hay manera fácil, no importa lo que haga, alguien se lastima. - Deja de pensar en lo que quiere todo el mundo. Deja de pensar en lo que quiero yo. En lo que quiere él o en lo que quieren tus padres. ¿Qué quieres tú?"

  • "- ¿Crees que nuestro amor puede causar milagros? - Sí lo creo, es lo que me hace volver contigo cada vez. - ¿Crees que nuestro amor nos llevará juntos? - Creo que nuestro amor puede hacer todo lo que queramos."

Crecer*

Para leer el texto les podría venir bien escuchar: We The Kings ft. Demi Lovato: We'll Be A Dream

¿Te acuerdas cuando de pequeña, lo único que querías es ser grande? Sí, querías serlo, odiabas que todos te trataran como una niña. Querías hacer cosas de adultos. Veías a tus hermanas crecer, sus amigos, sus salidas, su ropa, querías todo. Que tus padres te trataran como a ellas... ¿Acaso te acuerdas? Todas esas veces que te enojabas porque no te dejaban estar hasta tarde despierta, esas veces que le sacabas la ropa a tus hermanas o tu madre porque querías parecer más grande. Esas veces que querías ir con ellas a donde fueran.


Esas épocas, tan bellas, que te gustaría volver a revivir. Ahora me arrepiento, tengo 15 años, no soy una adulta, pero me dan obligaciones como tal. Ordenar, limpiar, cocinar, eso no es tan malo, ya que de grande lo voy a tener que ejercer. Ahora tengo la ropa que siempre quise, y la elijo por mí misma, eso es bueno, claro, pero a veces me gustaría volver a esos tiempos en donde mi madre me compraba la ropa, y ella me vestía... ¿Salidas? Claro, tengo libertad, no como la de mis hermanas de salir cuando quiero y donde quiero, pero puedo, ¿pero saben qué? A veces me gustaría volver a esos tiempos en donde mis hermanas salían y yo me quedaba en la cama con mis papas, me contaban un cuento o jugaban conmigo... ¿Amigos? Claro, los tengo, pero sinceramente los puedo contar con los dedos de las manos, me gustaría volver a esas épocas en donde no me desilusionaba de las personas, donde todos parecían buenos, y que nadie me lastimaría, en donde, mis padres, eran mis mejores amigos... ¿Qué me traten como a ellas? Claro, también, me dan tareas y yo las tengo que cumplir, o a veces no las hago, y creo discordia en la familia, aunque a veces me gustaría ver un abrazo o una palabra de aliento por parte de ellos...




Cuando estás creciendo, todos cambiamos no solo en la manera física, sino también en la sentimental. Te da miedo lo desconocido, cuando empiezas la escuela, no sabes quienes podrían ser tus amigos, algunos tienen la oportunidad de tener varios, y otros muy pocos. Pero ¿qué más da? De todos esos amigos, te quedaran 1 o 2 por el resto de la vida, o quién dice... Por ahí ninguno. También vienen los enamoramientos, las desilusiones amorosas... Esa persona, que creías que iba a ser el amor de tu vida, que iba a estar siempre, de un día a otro, te deja, o viceversa. El amor es muy engañoso. Todos te van a decir 'Hay muchos peces en el mar' Y sí, es verdad, pero en ese momento solo vas a pensar en esa persona y en lo mucho que te importa... Tu familia, va a estar quieras o no, porque ellos te dieron la vida, y estuvieron desde que naciste, o por lo menos es lo que pasa generalmente. Claro, va a haber discusiones, peleas, pero creo que lo peor de todo, es cómo te sientes después de ellas, no los quieres perder, y la culpa te carcome, ya que nunca les has dicho 'perdón'. Pero como dije, ellos siempre van a estar, y a pesar de todo, te van a querer seas como seas. Sí te retan, es solo porque están preocupados, porque sienten que están errados, en qué están fallando… Se echan la culpa a ellos mismos, 'por no ser buenos padres'. Como nosotros, ellos también sienten, por eso, no hagamos lo que no queremos que nos hagan.




Bueno, empecé hablando de crecer y terminé con consejos. Soy así, empiezo con algo, y termino con otra cosa, es algo por lo que me identifico, por la manera de expresarme y derivar.

Pero, es que todo encaja en cierto modo, la época feliz, y la época triste, que puede ser feliz, pero nosotros pensamos que es triste porque es la 'adolescencia'... Un momento de cambios.

Bueno, solo quería expresar mis sentimientos, de cómo me siento...



¿Un consejo? No quieran crecer rápido, y aprecien todo lo que tienen, antes de que se convierta en lo que tenían.

Disculpen si hay personas que no tienen hermanos mayores, o no tienen a sus padres, pero es en la perspectiva mía de cómo me siento en mi adolescencia. Un enorme saludo. Y buena vida a todos...




viernes, 27 de septiembre de 2013

Hay amores que duran una noche, y otros un día. Hay algunos que prometen durar toda la vida, y otros que lo cumplen. Hay amores que reciben, y otros que dan. Hay amores posesivos, y otros que te dan libertad. Hay amores que matan, y otros que renacen.
No siempre todo es tan verdadero, y todo tan falso, pero claro, puedes elegir la forma de como amar al otro.


Pensamientos .

Es difícil confiar en las personas, cuando ya te fallaron una vez. Es triste sentir que alguien que querías, te traicionó. Pero en realidad, la culpa no es de esa persona, si no tuya. ¿Y saben por qué? Claro, por esperar mucho de alguien que no demuestra nada por vos, por pensar que esa persona te va a tratar como vos la trataste, o mejor. Por pensar que en la vida, todo lo que das, vuelve, pero en realidad, solo vuelve lo malo. Aunque todos digan, 'siempre de lo malo, hay algo bueno' y 'de lo bueno, siempre hay algo malo' nunca podemos saberlo. Si porque te insultó por ser gorda, en un futuro el va a sufrirlo. Sí te maltrató física o verbalmente, a el le pasará lo mismo. Sí diste todo tu corazón hacía una persona, esa persona te lo devuelve, claro, pero todo destrozado. ¿Entienden la diferencia?

Ausencia.

La ausencia no se mide por la distancia, o por las veces que dos personas se encuentran frente a frente.
Se miden en la cantidad de veces que uno llora, solo, sin que el otro se entere. En la cantidad de momentos en que se necesitaron pero estaban más ocupados y ensimismados en su persona.

Se mide en la cantidad de momentos que pudieron haber compartido, pero en los que pusieron de prioridad a otras personas.




martes, 24 de septiembre de 2013

Vida*


Vi como la vida de todos continuó.
Como el vago del curso, se graduó. Como la esperanzada, destruyó su fe. Como al mujeriego, nunca le rompieron el corazón. Cómo la zorra no se embarazó. Y como el sapo, nunca se convirtió en rey.

Como los locos fueron siempre así, y ese siempre fue feliz.

Entonces comprendí;
La vida no siempre es justa, que todo lo que das no siempre vuelve, y que los malos siempre triunfan, mientras que los buenos se unen a ellos.





Aquel. *

Aquel que no lee está sentenciado a la penumbra, sentenciado a la conformidad y a no aspirar a ningún otro mundo.

Aquel que no lee está parcialmente ciego, vive en la ignorancia y se regocija en el escaso lenguaje.

Aquel que no lee está condenado a vivir en la realidad.

El halcón de caza. *

Cuando el niño tenía seis años, su padre le dio un halcón para que lo adiestrara. Los halcones son aves rapaces… que matan pájaros, le dijo su padre, son los cazadores de sombras del cielo.
-Al halcón no le gustaba el niño, y al niño tampoco le gustaba él. Su pico afilado lo ponía nervioso, y sus ojos brillantes siempre parecían estarle vigilando. El ave le atacaba con el pico y las garras cada vez que se acercaba a él. Durante semanas, no dejaron de sangrarle las muñecas y las manos. Él no lo sabía, pero su padre había seleccionado un halcón que había vivido salvaje durante más de un año, y por lo tanto era casi imposible de domesticar. Pero el niño lo intentó, porque su padre le había dicho que hiciera que el halcón le obedeciera, y él quería complacer a su padre.
-Permanecía junto al ave constantemente, hablándole para mantenerla despierta e incluso poniéndole música, porque se suponía que una cansada es más fácil de domar. Aprendió a manejar el equipo: las pihuelas, el capuchón, la caperuza, la lonja, la correa que sujetaba el halcón a su muñeca. Se suponía que debía mantener ciego al halcón, pero no tenía valor para hacerlo; en vez de eso intentó sentarse donde el pájaro pudiera verlo mientras le tocaba y le acariciaba las alas, deseando con todas sus fuerzas que aprendiera a confiar en él. Le daba de comer con la mano, y al principio el halcón se negó a comer. Más tarde comió con tanta ferocidad que el pico hirió al niño en la palma de la mano. Pero el niño estaba contento, porque era un progreso, y porque quería que el pájaro le conociese, incluso aunque el ave le dejara sin sangre para conseguirlo.
-Empezó a ver que el halcón era hermoso, que sus alas delgadas estaban pensadas para la velocidad en el vuelo, que era fuerte y rápido, feroz y delicado. Cuando descendía hacia el suelo, se movía como la luz. Cuando aprendió a describir un círculo y posársele en la muñeca, él casi gritó de júbilo. A veces el ave saltaba a su hombro y ponía el pico en sus cabellos. Sabía que su halcón le quería, y cuando estuvo seguro de que no sólo estaba domesticado sino perfectamente domesticado, fue a su padre y le mostró lo que había hecho, esperando que se sentiría orgulloso.
-Pero en vez de eso, su padre tomó al ave, ahora domesticada y confiada, en sus manos y le rompió el cuello. Te dije que hicieras que fuese obediente –le dijo su padre, y dejó caer el cuerpo sin vida del halcón al suelo-. Pero tú le has enseñado a quererte. Los halcones no existen para ser mascotas cariñosas: son feroces y salvajes, despiadados y crueles. Este pájaro no estaba domado; había perdido su identidad.
-Más tarde, cuando su padre le dejó, el niño lloró sobre su mascota, hasta que finalmente el padre envió a un criado para que se llevara el cuerpo del ave y lo enterrara. El niño no volvió a llorar, y nunca olvidó lo que había aprendido: que amar es destruir, y que ser amado es ser destruido.

lunes, 23 de septiembre de 2013

Ayúdame a olvidarte*

Estoy tratando de evitar las lágrimas para no caer en pedazos. Estoy intentando no tomar mi celular para no llamarte.
Estoy intentando ser fuerte, porque el dolor parece que arde. Estoy intentando no maldecir tu nombre, porque odio la manera en la que tu nombre besa mi boca.
Estoy intentando apagar este maldito amor que sólo crece.
Quiero no saber de ti, ni de tu nombre, ni de tus malditos defectos, ni de tus amigos. Quiero olvidarme de tu existencia y de tu helado favorito, de tu marca de perfume y el número de cucharadas que le echas a tu café.
Quiero que te alejes de mi y me ayudes a olvidarte.

Él se hallaba en mi corazón.

Regresamos al momento en el que yo no sabía de su existencia ni el de la mía. Regresamos al fugaz momento en el que una mirada que pudo haber ocurrido no ocurrió.
Pensé que ésa era la forma de olvidarme de él, no recordarle en mis pensamientos, en absoluto.
Y entonces comprendí que él no se hallaba en mi mente. Cuando sentí el vacío en mi pecho, lo supe, él se hallaba en mi corazón.